Páginas vistas en total

viernes, 27 de junio de 2014

Fue fundada la compañía Viuda e Hijos de J. Barreras. en 1892




En 1892 fue fundada la compañía Viuda e Hijos de J. Barreras por parte de Esperanza Massó Ferrer y José y Francisco Barreras Massó, viuda e hijos, respectivamente, del empresario pesquero natural de Blanes José Barreras Casellas, fallecido en 1889. Eran miembros de una familia de origen catalán dedicada a la conserva de la sardina y a la salazón, quienes debido al aumento de la actividad de su grupo empresarial, decidieron dar el salto a la fabricación de sus propios buques pesqueros. El astillero se instaló en el Arenal de la ciudad de Vigo.
Los primeros buques fabricados por el astillero son pequeños pesqueros destinados a la pesca de cerco de la sardina que no exceden de los 40 metros de eslora (dichos buques eran propulsado por motores de vapor importados de Inglaterra para sustituir a las tradicionales embarcaciones de vela y remos).
Esos primeros buques construídos por el astillero evolucionaron en los buques "vapor tipo Vigo"que revolucionaron el sector pesquero de la época y relanzaron al astillero como una compañía de referencia en la construcción naval.
Estas embarcaciones contaban con una eslora de entre 20 y 25 metros; en el año 1918 se habían construido alrededor de 400 unidades, las cuales se siguieron construyendo durante otras dos décadas. Como curiosidad cabe destacar que durante la Primera Guerra Mundial estas embarcaciones fueron utilizadas por los Aliados como dragaminas. Durante esos años debidos a la multitud de pedidos que recibe el astillero, se alcanzan los 400 empleados en plantilla.
En el año 1918 el astillero se traslada a Coya. Y en 1927 se construye el buque pesquero "Aragón"; el primer buque fabricado íntegramente en acero en la ría de Vigo.
En 1928 el astillero pasa a denominarse "Hijos de J. Barreras, S.A." y a partir del año 1932 las construcciones realizadas por el astillero son de mayor tonelaje; destacando en la construcción de buques-tanque, pesqueros, bacaladeros y buques de pasaje. En ese mismo año el astillero se inició en la fabricación de motores diésel, bajo patente holandesa, de la firma "Werkspoor". Durante esos años el astillero también construyó calderas para locomotoras y estructuras metálicas para puentes o estaciones de ferrocarril.
En el año 1934 el astillero se encuentra en crisis debido a la baja demanda de buques pesqueros, entrando a partir de de ese mismo año en la construcción de otro tipo de buques debido al contrato con Campsa para la construcción del buque “Campalans”, destinado al suministro de combustible para barcos.
Durante los años de la Guerra Civil Española parte de la actividad del astillero fue la fabricación de carcasas para proyectiles, tanques de agua y depósitos de combustible.
En los años 50 H.J. Barreras creció hasta convertirse en la quinta empresa manufacturera de Galicia; en el año 1957 el astillero comienza la construcción de buques pesqueros de bacalao especialmente diseñados para operar en caladeros lejanos como por ejemplo en Terranova. Estos buques bacaladeros fueron denominados "Super Standard" y contaban con una eslora de 60 metros; además de los buques pesqueros el astillero también construyo durante esos años otro tipo de embarcaciones, como por ejemplo: buques de carga y de pasaje.
La tendencia de crecimiento provocada por la construcción de este tipo de embarcaciones se mantuvo durante la década de 1960 (el astillero llegó a tener 1.800 empleados en plantilla). A finales de los años 60 el astillero aumento considerablemente la producción gracias a que se especializó en la construcción de buques pesqueros congeladores para armadores vigueses; dichos armadores siguiendo la estela revolucionaria de Pescanova en el sector pesquero, decidieron sustituir sus viejos buques pesqueros por modernos buques congeladores.
Durante los años 70 el astillero vivió una situación crítica lo que provocó la primera quiebra y la salida de la familia Barreras de la dirección del astillero. Dichos problemas se debieron a que a mediados de la década el astillero acepto un encargo para la construcción de una plataforma petrolífera semi-sumergible para una empresa de Texas; según el contrato el pago debería ser en dólares, y debido a la devaluación que sufrió la moneda americana durante aquellos años se hundió el precio de dicha construcción. Este revés colocó al astillero en una complicada situación económica lo que provocó también la cancelación de los contratos de dos portacontenedores frigoríficos encargados por United Fruit, un arrastrero congelador para Egipto y otros dos para Cuba.
(Wikipedia)

 Compañía Viuda e Hijos de J. Barreras Vigo Spain 

sábado, 21 de junio de 2014

La historia de Chaves está marcada por sus batallas contra los romanos.



Guía de Chaves, Portugal 

El nombre de Chaves (literalmente “llave”) proviene de su ubicación, una “entrada” histórica a Portugal situada a 10 Km. de la frontera española. Debido a su posición estratégica y a sus fértiles alrededores, la historia de Chaves está marcada por sus batallas contra los romanos, los visigodos, los moros, los franceses y los españoles. Por consiguiente, los principales atractivos de la ciudad son sus imponentes fortificaciones y monumentos históricos.

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

El nombre de Chaves (literalmente “llave”)

Merece la pena visitar dos iglesias principales: la románica Ogreja Matriz (Santa Maria Maior) y la barroca Igreja da Misericórdia (Iglesia de la Misericordia), con azulejos exquisitamente pintados que representan escenas de la Biblia. El Museu da Região Flaviense alberga también una amplia colección que comprende desde artefactos a arte moderno.
Chaves es conocida por su famoso ‘presunto’ (jamón curado) y sus salchichas de cerdo ahumadas. El pueblo vecino de Boticas produce un vino excelente elaborado de una manera totalmente inusual. Cuando el ejército francés lo invadió, los locales enterraron su vino para esconderlo. Cuando más tarde lo recuperaron vieron que su calidad había mejorado considerablemente. Lo apodaron con el nombre de “vinho dos mortos” (literalmente “vino de los muertos”) y actualmente se sigue utilizando esta práctica.
Desde las ruinas romanas a los manantiales, la ciudad de Chaves ofrece a los viajeros una visión convincente de la historia de Portugal, inmersa en un asombroso telón de fondo de bosques, agricultura local e interminables arboledas de olivos y almendros.